Los cinco sentidos de tu perro

Sabemos que los perros son animales increíbles. Su fisiología, inteligencia, e incluso su carácter es único entre todos los animales domésticos. Para conocer un poquito mejor a nuestros maravillosos compañeros, hoy abordamos en este espacio algunas curiosidades sobre sus cinco sentidos.

EL OLFATO

olfato_perroDe todos, el olfato es el sentido más destacado del perro.

Se calcula que  tiene 200 millones de receptores olfativos en las fosas nasales, y algunos casi llegan a los 300 millones, (como el Bloodhound, entre los sabuesos). El hombre solo tiene cinco millones. Además, el área cerebral dedicada al olfato es 40 veces mayor en los cánidos.

Otra característica que contribuye al mejor olfato de los perros es que en su nariz el aire inhalado y exhalado no se mezcla. Los humanos, al igual que los perros, pueden inhalar y exhalar a través de la nariz. La diferencia está en que en la nariz del hombre ambas corrientes se mezclan y como consecuencia el olfato es mucho menos nítido al mezclarse también las moléculas responsables del olor. En el perro el aire inhalado y exhalado no se mezclan pudiéndose identificar de forma mucho más clara las diferentes moléculas responsables de los olores que vienen en el aire inhalado.

La impresión de la nariz de un perro es única como una huella digital, ¿curioso, verdad? Las líneas junto con la forma de sus orificios nasales, componen su huella nasal. Al igual que los seres humanos pueden ser identificados por sus huellas dactilares, los perros pueden ser identificados por la huella de su nariz.

EL OIDO

oidoperroLos perros tienen un sentido del oído muy agudo, mucho más que el nuestro, lo que les permite percibir sonidos muy débiles que son totalmente inaudibles para nosotros. El ser humano puede percibir un sonido que se encuentre a 6m. mientras el perro puede oír un sonido cuya fuente de emisión esté a 25m.

Los perros, por ejemplo, pueden oír una tormenta que esté a 10Km. de donde ellos se encuentran, cosa totalmente imposible para el ser humano.

Las orejas de los perros tienen el doble de músculos que las humanas. Su habilidad para mover y controlar sus orejas, es igual a nuestra habilidad para mover y girar el cuello.

LA VISTA

vista_perroAl nacer, el perro es ciego, y los únicos sentidos que funcionan son el tacto, el olfato y el gusto. La vista y el oído funcionarán cuando el cachorro cumpla entre diez y quince días. A partir de las seis semanas comienza a desarrollar su percepción visual progresivamente hasta aproximadamente los tres meses, cuando alcanza su visión definitiva.

Los perros pueden ver en color, pero de forma diferente a las personas. Los colores que mejor distinguen son los más cercanos al azul y el violeta. Los tonos verdes y rojos los ven grises, los amarillos y naranjas, amarillentos. Por eso, para jugar es mejor utilizar una pelota azul que una roja porque el perro la encontrará mejor entre el césped que él lo ve de color gris.

107-los-perros-y-los-colores-27_11-604x270

Su visión nocturna aunque algo borrosa, les permite moverse sin dificultad y captar el movimiento.

EL GUSTO

148543989El gusto es el sentido menos desarrollado. El motivo es que la cantidad y variedad de las papilas gustativas que tiene la lengua del perro son bastante inferiores a las de los seres humanos.

Los perros tienen 1700 papilas gustativas, el hombre tiene 9000.

Podemos agruparlas en cuatro categorías: las más abundantes son sensibles a los azúcares, lo que les permite distinguir lo dulce; un segundo grupo de ellas detentan los sabores ácidos; un tercero es sensible a los nucleótidos y a partir de ahí distinguen los distintos sabores de las carnes (no olvidemos que son estrictamente carnívoros) y finalmente existe un subgrupo que detecta la fructosa . A los perros les gusta la fruta.

En cambio, no cuentan con ningún tipo de sustancia capaz de detectar lo salado. Algunos especialistas atribuyen esta falta a que el aporte de sodio lo realizan a través de la ingesta de la carne y de ahí que no hayan desarrollado este tipo de papilas. Por eso, los pobres son capaces de beber el agua del mar cuando tienen sed, aunque ello se les acabe volviendo en contra.

EL TACTO

Los perros no tienen un sentido del tacto muy desarrollado, el tejido de sus almohadillas plantares no les permite recoger informaciones muy precisas.

Las zonas más sensibles de su cuerpo son los pelillos que rodean sus ojos, los de su hocico y por debajo de la mandíbula. También tienen una gran sensibilidad a lo largo de la columna vertebral y la cola.

Nuestros peludos perciben las sensaciones de frío o calor a través de la piel. Son más sensibles a las altas temperaturas que a las bajas, pues carecen de la capacidad de los humanos para transpirar. No disponen de glándulas sudoríparas, por lo que no eliminan el calor a través del sudor.

Como ocurre con las personas, con la edad, nuestros perretes sufren el deterioro de sus sentidos. Al notarse más torpes y dependientes, pueden encontrarse más solos y frustrados, pero no olvidemos que…

perro-viejo

“Nunca perderán su fidelidad y el amor por sus dueños”.

*Información recopilada de Internet

Si no dejas un comentario, mi perro te morderá el culo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s