Archivo de la categoría: Humanidad

Toda una vida

Tu perro no quiere un chalet con terreno. Te quiere a ti.

Tu perro pasa su vida entera contigo. Pasa algo de tu tiempo con él. 🙂

Por desgracia, los perros no viven mucho tiempo.  Los más longevos llegan a los 15-16 años, pocos pasan de esa edad. emoticono-triste

Hoy queremos decirte algo: ¡disfruta de tu perro!.  Hazle feliz, del mismo modo que tu perrete te hace feliz a ti cada día.

Él pasará toda su vida contigo.  De hecho, tú ERES SU FAMILIA, no puede verte de otro modo, eres el líder de su manada, daría la vida por ti sin dudarlo ni un segundo.  Y lo sabes.  Como también sabes que JAMÁS te traicionaría, la lealtad de los perros es legendaria (¿algo que decir, amigos gatunos?).

Por eso, no te arrepientas luego de todo aquello que pudiste hacer ahora… pero no lo hiciste.  Juega con él, juega mucho con él.  Edúcale para que pueda ir contigo a cualquier parte y se pueda comportar de un modo aceptable incluso para las personas que no les gustan los perros.  Pasa tiempo con él.  Mírale a los ojos.  Ráscale la tripa.  Mantenle sano, aseado y feliz.

Haz todo eso y, comprimido en sólo unos pocos años de vida, él te devolverá todo tu amor multiplicado por mil de un modo tan especial que sólo los perros saben hacerlo.

Toda su vida será muy corta, pero cambiará la tuya.  emoticono-gran-sonrisaEmoticono perro moviendo el rabo

(Foto de cabecera vista AQUÍ)

Anuncios

Un hombre, un caballo y un perro

Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera.

Cuando pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales (a veces los muertos andan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición…)

Cuento un hombre, un caballo y un perro

La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso, y ellos estaban sudados y sedientos.  En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro.  El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el siguiente diálogo:

Sigue leyendo

Carta de un trabajador de una perrera de Madrid

No hay nada más triste que la mirada de un perro abandonado

No hay nada más triste que la mirada de un perro abandonado

(Texto difundido desde AQUÍ.  Por favor, difunde)

Creo que nuestra sociedad necesita una llamada de atención.
Como responsable de una perrera, voy a compartir algo con vosotros… una mirada desde “dentro” si me lo permitís.
Lo primero de todo, todos los que sois vendedores/criadores de animales, deberíais al menos trabajar UN DIA en una perrera.
Tal vez si veis la mirada triste, perdida…los ojos confusos, os harían cambiar de opinión sobre criar y luego vender a personas que ni siquiera conocéis.
Ese cachorro que acabas de vender terminará posiblemente en mi perrera cuando deje de ser un perrito lindo.
Entonces… ¿cómo te sentirías si supieses que hay una probabilidad del 90% de que ese perro nunca salga de la perrera si es que llega a parar allí? Sea de raza o no.
EL 50% de los perros que entran en mi centro, abandonados o callejeros, son de raza pura.

Sigue leyendo

Hoy he muerto. Por Duke Roberts.

(Esta entrada es sólo una traducción de la que se puede ver en inglés AQUÍ)

Sin ninguna duda, todos los perros van al cielo.

Sin ninguna duda, todos los perros van al cielo.

Duke era un precioso labrador de color negro que fue adoptado por la familia Roberts en Houston, Estados Unidos, con quienes vivió durante tres años.

Duke tenía osteosarcoma, el tipo de cáncer de huesos más frecuente entre los perros, lo que le llevó a la amputación de una pata.  El dolor era ya insoportable y su familia de adopción decidió aplicarle la eutanasia.

Pero decidió darle un último día de felicidad en la Tierra.  Un día que, ójala, tarde muchísimo en llegar para todos nuestros amigos peludos.

Sigue leyendo

Kellar, el ciego juguetón

KellarKellar es esta preciosidad de la derecha, un Springer Spaniel inglés.  Y es ciego de nacimiento.

Su ceguera habría sido suficiente para que muchos dueños de mascotas le hubiesen sacrificado.

Por suerte para Kellar, sus dueños no pensaron así.

En lugar de sacrificarlo, decidieron darle una oportunidad.

Sigue leyendo

Su ángel

Hay quien dice que todos tenemos un ángel, un ser que cuida de nosotros.   Sea cierto o no, parece que Davi (el pitbull del que trata esta historia) encontró al suyo.

Si no lo creéis, echad un vistazo a esto:

Antes-Después

Son las fotografías del culo de Davi, el pitbull, antes y después de conocer a Wilson, su ángel particular.  Pero también ese tipo de personas que, con sus actos, nos da una lección de humanidad a todos.

Gracias a Wilson, Davi pasó de tener este aspecto:

Pitbull al principio

A este otro:

Pitbull al final

No dejéis de leer la historia de Wilson y Davi AQUÍ.  Merece la pena empezar el año con una historia de esperanza. emoticono-gran-sonrisa