Archivo de la categoría: Conoce a…

Conoce a… Tizón

tizonNo sabemos nada del pasado del pequeño Tizón, tan solo nos dijeron en ALBA (Asociación para la Liberación y el Bienestar Animal) que su futuro era viajar a Alemania ¡Ya tenía preparado su pasaporte!

Dicen que en Alemania hay mucha más conciencia de adopción y contra el abandono, los perros tienen derechos y están protegidos por la Ley. Hacen una vida normal junto a sus dueños, ya que pueden entrar a cualquier establecimiento, viajar en todos los transportes públicos independientemente del tamaño, locales públicos, restaurantes, tiendas… excepto las farmacias. Sigue leyendo

Conoce a Jazz

Jazz, el protagonista de hoy

Jazz, el protagonista de hoy

(Texto y fotos remitidas por Paola a nuestro correo patasybigotes@hotmail.es ¡¡Gracias Paola!! emoticono-gran-sonrisa)

Hace cuatro añitos que el señor Jazz llegó a nuestra familia. Yo andaba deseosa de volver a tener mascota pero mis padres no andaban convencidos. Todos hemos oído las excusas de siempre “suelta pelo y ensucia”, “luego quién lo baja”, “¿y en vacaciones qué hacemos?”… Pero como dije excusas.

Sigue leyendo

Minientrada

Tenemos a dos nuevos perretes en el Salón de la Fama , a continuación os presentamos sus historias que también podréis ver en  Conoce a… :

Ellos son los protagonistas

Si tu mascota ya esta en el Salón de la Fama puedes buscarla pinchando en la imagen

Si tu mascota ya esta en el Salón de la Fama puedes buscarla pinchando en la imagen

Desde que comenzamos con esta labor, todo lo que hemos hecho ha sido por y para el beneficio de todos los perretes de Pinto. Ellos son los protagonistas de esta historia y por eso nos gustaría conocerlos un poco mejor. A continuación te mostramos las diferentes secciones en las que pueden darse a conocer:

Sigue leyendo

Conoce a Boli

Boli

Hace 5 años, por una serie de circunstancias, conocimos a Boli. Tenía un mesecito y medio, eran tan pequeño… Nada más verlo fui corriendo a cogerlo, ¡y se puso a chillar en cuando le puse una mano encima! Estaba muy asustado. A partir de ahí me enamoré de él. Nadie le hacía caso, sólo yo le ponía atención. Cada pocas semanas nos lo traían a casa para verlo, y poco a poco, mi chico también se enamoró de Boli. Era muy pequeño e intentaba enseñarle cosas, pero al volver a su casa las olvidaba todas. Allí dormía en la calle entre escombros, en una parcela de una chabola con otros perros llenos de parásitos y garrapatas. Le daban de comer huesos y pan, le pegaban patadas, le tiraban de las orejas, le pegaban… le hacían de todo… por suerte no sufrió heridas… pero sufrió un fuerte trauma psicológico.