¿Qué pasó con las alegaciones que firmaste?

hmmm

Pues es verdad, yo firmé algo…

Quizá tú, como otros cientos de personas, firmaste un escrito que varios voluntarios de PyB estuvieron repartiendo por las zonas caninas y calles de Pinto.  Las alegaciones de las que hablamos son ÉSTAS.

Ahora que conocemos oficialmente el texto definitivo de la nueva Ordenanza que afecta a la vida de nuestros perretes en Pinto, quizá quieras saber en qué quedaron las alegaciones que presentamos y que tú firmaste.

A continuación analizaremos una por una las 18 alegaciones que presentamos para que tú puedas sacar tus propias conclusiones.  Si te interesa, sigue leyendo.

Antes de nada, la gente de PyB queremos agradecer su valiosísimo apoyo a AnimalesRioja, BAASGalgo, DAN (Defensa Animales del Norte), De Perro a Perro, SrPerro y todos aquellos comercios, personas o entidades que de un modo u otro arrimaron el hombro para conseguir que Pinto fuese un sitio más “humano” para nuestros perros.  De verdad, no existen palabras para poder expresar lo agradecidos que os estamos, ¡¡muchas, muchísimas gracias!!!

Emoticono bailandoemoticono - perro corriendoemoticono - victoriaemoticono-ola-multicoloremoticono-brindisemoticono-aplausosemoticono - aplausos

Ahora veamos uno por uno los 18 artículos alegados desde PyB: (en rojo, las alegaciones desestimadas; en verde, las estimadas)

Artículo 5: Con esta alegación pretendíamos que no se juzgara a todos los PPP (perros potencialmente peligrosos) por el mismo rasero.  Si un PPP superaba un test de sociabilidad diseñado por un veterinario-etólogo, ¿no debería ser considerado igual que cualquier otro perro no peligroso?

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 6.1: Intentamos que los cuidados hacia los perros no fuesen sólo “pan y cama”, sino algo más detallado.  Por eso propusimos incluir en este artículo la frase: “(…)dándoles la oportunidad de realizar ejercicio físico y atenderles de acuerdo a sus necesidades fisiológicas y etológicas en función de especie y raza(…)”.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 7.1: Quisimos proteger a los perros de los daños, aunque éstos no fuesen físicos. ¿Alguien duda que sería maltrato dejar a un chihuahua colgando por una cuerda desde un cuarto piso? Eso no sería maltrato físico, ¿no merece la pena castigar ese comportamiento?

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 9.4: Originalmente decía “Queda prohibida la circulación por las vías o espacios públicos de animales domésticos que no estén censados“.  En PyB entendimos que también debería poder circular el perro de un familiar que viniese de visita, aunque no estuviese censado en Pinto.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 9: Quisimos añadir el punto 5, con el siguiente contenido: “El proceso de inscripción en el Registro y Censo Municipal de los animales domésticos no supondrá coste alguno para el solicitante. Los datos de los propietarios se inscribirán en un fichero y tendrán el tratamiento correspondiente según la Ley de Protección de Datos, pudiendo ser utilizados únicamente para tener un control de los animales censados en Pinto“.  ¿Por qué? Para evitar que, una vez censados muchos perros, el ayuntamiento utilizase esos datos para recaudar dinero mediante la imposición de una tasa.  Además, si lo que se pretende es tener un censo fiable, éste debería ser gratuito para no desmotivar a los propietarios.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 10.7: Este singular artículo obligaba a que los perros destinados a guardar inmuebles estuviesen dentro de un habitáculo insonorizado.  ¿Se puede saber entonces cómo desempeñarían su función de guarda?

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 10.8: Detalla las condiciones de insonorización del habitáculo mencionado antes.  En nuestra alegación, propusimos el siguiente texto: “El tenedor del perro será responsable en todo momento del comportamiento de su animal, poniendo especial cuidado en evitar molestias hacia los vecinos producidas por ruidos, olores, etc.“.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 11.4:  Sobre el transporte público de mascotas en Pinto.  Con nuestra alegación, pretendíamos que los animales pudieran viajar en transporte público mediante el pago de un billete reducido.  Por supuesto, eso no excluiría la responsabilidad del tenedor del animal ante cualquier eventualidad.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 13: Propusimos la inclusión de un punto 10 (hay 9 puntos) que dijese lo siguiente: “Se prohíbe expresamente la aplicación de azufre en cualquier zona de la vía pública“.  La aplicación de azufre no sólo es dañina para animales, sino que resulta muy peligrosa también para las personas.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 14.6: Se indica el error que existía en el borrador de la ordenanza al referirse al artículo 35 cuando lo correcto era referirse al artículo 36.

Resultado: Se estima la alegación, corrigiéndose el artículo.

Artículo 22.3: Creímos que el texto inicial resultaba confuso, (puedes verlo AQUÍ), así que propusimos este otro texto: “Los animales potencialmente peligrosos que se encuentren en una finca, casa de campo, chalet, parcela, terraza, patio o cualquier otro lugar delimitado, habrán de estar atados, a no ser que el perímetro de la parcela disponga de la altura y adecuado cerramiento que proteja a las personas o animales que circulen por sus alrededores“.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 37.1: Decía textualmente: “El ayuntamiento podrá ubicar espacios idóneos debidamente señalizados, para la defecación de los perros.  La ubicación de los areneros se expondrá a información pública”. Quisimos eliminar este punto puesto que un sitio específico donde se concentren todas las defecaciones de los perros es un núcleo de infecciones,además invita a los propietarios a perder la buena costumbre de ir preparado para recoger los excrementos debidamente en cualquier espacio de la vía pública. Incluso muchos perros se muestran reacios a acceder a dichos recintos debido al mal olor y suciedad de los mismos, lo que indica la ineficiencia de dicha medida.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 37.2: Define el concepto “Áreas de recreo caninas” como lugares para que los perros puedan estar sueltos.  Nosotros ampliamos ese concepto solicitando que fuesen espacios que cubriesen las necesidades físicas y mentales de los perros,y que además el ayuntamiento debería realizar inspecciones sanitarias de las zonas y comprometerse a ampliarlas según las necesidades de la población canina de Pinto.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 37.4: El artículo inicial definía la franja horaria de 19 a 8 horas desde el 1 de octubre al 31 de marzo, y de 23 a 8 horas el resto del año.  El texto final define esa franja así: de 19 a 8 horas desde el 1 de octubre al 31 de marzo, y de 20 a 8 horas el resto del año.  Desde PyB propusimos de 19 a 10 horas desde el 1 de octubre al 31 de mayo, y de 20 a 10 horas el resto del año.  Además propusimos que pudieran permanecer sueltos en los parques y jardines donde no hubiera nadie más y, por tanto, no pudiesen ocasionar molestias a terceras personas.

Resultado: Estimada parcialmente, sólo en lo relativo al horario.  Aunque en PyB estimamos que el horario matutino es  insuficiente, valoramos positivamente la ampliación del horario.  Eso permitirá que nuestros perros no tengan que salir de noche, como si fuesen lechuzas, para poder disfrutar de un poco de libertad controlada.

Artículo 37.5: Nuestras alegaciones pedían que se realizaran análisis químico-biológicos de las zonas de recreo canino.  Y que dichos análisis tuviesen, al menos, una periodicidad semestral.

Resultado: Estimada parcialmente.  Aunque no se ha incluido ningún compromiso de análisis químico-biológico de esas zonas (como pretendíamos con esta alegación), al menos ahora pone que el ayuntamiento se encargará de mantener sus condiciones estructurales e higiénico sanitarias.

Artículo 41.5.d: El ayuntamiento se queja de que muchos dueños de perros no recogen las deposiciones de sus animales, ocasionando molestias para los ciudadanos, gasto en personal de limpieza viaria e incluso problemas de salud pública.  Nosotros estamos de acuerdo y por eso solicitamos que se aumentase la calificación de esa conducta de LEVE  a GRAVE.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Artículo 41.7.d: Es el artículo que recoge la infracción del artículo 22.3 descrito antes.  Tan sólo se pretendía adaptar la conducta castigada al texto que se proponía desde PyB.

Resultado: Desestimada, el ayuntamiento no modificó el texto inicial de la ordenanza.

Pues eso es todo.  ¿Se ha conseguido mucho? ¿Poco?

Habrá opiniones para todos los gustos, pero de lo que sí estamos seguros en PyB es de que nada habría cambiado en la ordenanza inicialmente aprobada en septiembre si los vecinos no nos hubiésemos movilizado y expresado nuestra opinión mediante las alegaciones a esa ordenanza.

Queda mucho por hacer.  Si tú nos apoyas, seguiremos luchando porque tu perro también pueda ser feliz en Pinto.  ¡Merece la pena! emoticono - paseando al perro

Anuncios

4 Respuestas a “¿Qué pasó con las alegaciones que firmaste?

  1. Pinto seguirá siendo una ciudad antiperro. Que no cuenten conmigo para nada, y de verdad que lo siento por los peludines.

    Me gusta

    • patasybigotesmaster

      David, ¿a quién te refieres cuando dices que no cuenten contigo? Aunque sea muy poco, algo hemos conseguido. Y no tengas ninguna duda de que no se habría conseguido NADA si no nos hubiésemos movilizado. La gente de PyB, de forma TOTALMENTE DESINTERESADA (si algún día pedimos dinero a cambio de lo que sea, desconfiad de nosotros) seguiremos intentando conseguir mejoras para nuestros amigos peludos en Pinto. Creemos que la causa merece la pena, los perretes lo merecen. 🙂

      Me gusta

  2. no hay que desanimarse , hay que seguir luchando ya que en pinto hay muchos perros y muchos duños con ganas de conseguir una ciudad mas amiga de nuestros peludos

    Me gusta

  3. Pingback: ¡Cambiemos la ordenanza! | PATAS Y BIGOTES

Si no dejas un comentario, mi perro te morderá el culo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s