Archivo diario: 5 octubre, 2013

Conoce a Alfonso

Alfonso 1

Alfonso llego sin que le quisieran, mis padres nunca habían querido perro. Un cachorro pequeño y peludo como una madeja de lana, y empalagoso como un caramelo.

Alfonso, llamado así por que mi padre es seguidor del Betis… le hizo gracia llamar al perro Alfonso. Sito, como después le llamaban cuando le sacaban, fue creciendo y haciéndose fuerte y guapo, cada vez mas guapo. Y siempre cariñoso. Tan cariñoso que por su gran envergadura, era capaz de tirarte cuando te recibía y comenzaba sus fiestas.

Pasaron 13 años, no siempre he vivido con él, pero no obstante, jamás he dejado de quererle. Me encantaba acceder a casa de mis padres por el patio, o salir a él, cuando entraba por otra puerta para saludarle. El siempre recibía mis besos y caricias con alegría y agradecimiento. Y si no salía yo, me venía a buscar…de ahí la foto que veis metiendo la cabecita por la cortina.
Alfonso 4
Hoy Alfonso ya no está.
Recuerdo los paseos por el pinar y por el campo con cariño. Todos los días me esperaba para nuestro paseo. Convertí la rutina de mi ejercicio, con el más agradable de los paseos junto a mi perro, la mejor compañía.
Mi padre pensó que estaba llegando la hora, que no quería verlo sufrir. Alfonso ya no se mantenía bien en pie, las patas traseras le estaban fallando y se había caído varias veces
Y el decidió cuándo irse, igual que decidió cuándo llegar.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Ya no habrá más fiestas, ni besos, ni caricias, pero Alfonso siempre estará conmigo.

Te echo de menos pequeño